La autogestión del tiempo aumenta la productividad de la empresa

Los mecanismos para controlar el horario de trabajo de los colaboradores no es precisamente uno de los tópicos más populares en las discusiones sobre cómo incrementar la productividad de la empresa.

Trabajadores que aporten más en menos tiempo parece ser la norma, no obstante no es un secreto que a nadie le gusta ser controlado, y todo lo relacionado con vigilancia o control lleva una gran carga peyorativa.

Por otra parte, los costos de implementación y el tiempo que conlleva la lectura de resultados y la elaboración de informes tampoco recomiendan al control horario como la solución más eficaz.

Las estrategias para mejorar la productividad laboral son numerosas. En este artículo se han recogido tres claves que facilitan la autogestión del tiempo, fomentan la implementación de nuevas formas de trabajo y permiten transformar al “recurso humano” en “colaboradores empoderados y apasionados”.

Lo importante son los resultados: Es mucho más productivo trabajar por objetivos y no por horarios, de esta forma, los objetivos deben ser fijados desde la estrategia de la organización y de allí estos deben descender en cascada por niveles, áreas, departamentos, subsistemas o procesos, por lo que el cumplimiento de los objetivos de la persona tiene una relación directa con los objetivos estratégicos de la organización y esto en suma genera compromiso.

Bridge building: A través de programas de integración, la estrategia de bridge building soluciona uno de los mayores problemas de las empresas relacionado a la comunicación interdepartamental. Este sistema fomenta confianza, fidelización y camaradería entre colaboradores, brindando resultados positivos en su productividad.

Congruencia Cultural: “Es necesario ser congruente en todos los aspectos culturales”. No podemos decir que somos una empresa que se preocupa por la gente y realizamos pagos impuntuales en la nómina o no tenemos un programa de desarrollo. Esta premisa hace énfasis en que si una empresa busca tener una cultura enfocada a la productividad con colaboradores empoderados y comprometidos, debe generar herramientas que la sustenten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *