Omnicanalidad como estrategia de valor para tu empresa.

Omnicanalidad como estrategia de valor

¿Recuerdas cuando Marketing utilizó teléfonos fijos como un canal casi exclusivo para lograr sus objetivos? Este modelo clásico puso todo su esfuerzo y se centró en el teléfono, pero hoy, con todo un océano de datos inundando internet las posibilidades se elevan a lamáxima potencia, y eso requiere nuevas soluciones de big data.

El enfoque de relación con el cliente debe ser holístico, es decir, omnicanal, abordar todos los canales posibles dentro de una estrategia de marketing. La realidad es que los clientes, tanto potenciales como habituales, no buscan una sola experiencia, lo que buscan es la experiencia que más les convenga. La omnicanalidad es un principio Se trata en realidad de una forma de gestionar la relación empresa – cliente de manera homogénea, integrando todos los canales. Esto implica que una marca o empresa

omnicanal responderá a sus clientes en cualquier canal de la misma manera, o bien, que el cliente puede resolver su problema o consultar a través de cualquiera de los canales, ya sea Facebook Messenger, WhatsApp, Twitter, una línea telefónica o una tienda física. En esta estrategia de gestión, lo más importante es que el cliente pueda estar satisfecho.


¿Por qué todos los negocios serán omnicanal?

Muchas empresas hoy se dan cuenta de la utilidad de una experiencia omnicanal. Es común, por ejemplo, que los bancos o las compañías telefónicas establezcan trámites que comienzan en su sitio web, a través de Facebook o mediante una aplicación, y se completan mediante una llamada telefónica sin problemas.

Dado que los clientes potenciales de hoy usan diferentes canales en sus compras, las ventajas de usar omnicanalidad como estrategia son enormes: Por parte del cliente se genera una sensación de familiaridad y una relación fluida con el negocio con el que están trabajando; y por parte de la empresa la accesibilidad al cliente potencial, el diálogo abierto y constante, y en consecuencia la capacidad de ganar un cliente fiel para su negocio.

Por supuesto, la omnicanalidad como estrategia representa un cambio y, como tal, un desafío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *