Los seis pasos a seguir a la hora de desarrollar un negocio digital

La pandemia por covid-19 terminó siendo un acelerador de la transformación digital de los negocios. Las nuevas normas de distanciamiento social y extremas medidas de bioseguridad impulsan a que los negocios físicos ya existentes den un giro hacia lo electrónico o que surjan nuevas iniciativas empresariales nativas digitales. El primer paso para comenzar negocios de este tipo es pensar cuál es el objetivo, qué es lo que debo hacer, como cualquier negocio corriente una alternativa es ver qué cosas están complicadas, que la gente no sabe cómo solucionar o qué podría hacerse de mejor manera. Se debe empezar analizando las necesidades, esta actividad tomó fuerza en el país desde el 2008, aproximadamente. Desde ese momento comenzaron a surgir negocios en este segmento que incluían empresas ya existentes que se digitalizaron, market place (mercados digitales), tiendas en línea, ventas a través de aplicaciones, etc. Hasta antes de la emergencia, según la Cámara Ecuatoriana del Comercio Electrónico (CECE), los negocios con más dinamismo que trabajaban bajo este esquema eran los de aerolíneas y moda. Una vez que surgió la pandemia tomaron fuerza los de venta de alimentos, retail, aseo personal y de hogar; han ido apareciendo otros como servicios de salud y artículos farmacéuticos. La CECE calcula que más de 500 empresas hacen, en la actualidad, comercio electrónico en el país. En este grupo están aquellos negocios que nacieron en el mundo físico o los llamados jugadores puros (nativos 100% digitales). Todo emprendimiento digital formal debe cumplir con las normativas de Ley como cualquier otro, es decir las tributarias y laborales. Una vez que el emprendedor tiene la idea de negocio y su operación en el marco de la vida actual, debe seguir otros cinco pasos para sacar adelante su negocio: contar con una plataforma, definir la parte vinculada a la cancelación de bienes o servicios (sistema de pago seguro y establecimiento de los mecanismos para cobrar el dinero), determinar la forma cómo se va a distribuir, ver cómo se va a hacer publicidad e idear el mecanismo de servicio al cliente. El emprendedor que busca arrancar con un negocio electrónico o que quiere transformarse debe hacer análisis que incluya una evaluación de la situación del emprendimiento actual o del que se prevé desarrollar; priorizar el cambio digital; analizar los clientes vía Internet que puede tener y entender y optimizar la experiencia del usuario. Usar datos para entender al cliente; utilizar nuevas tecnologías; tener un proceso de gestión de innovación, etc. El negocio debe nacer de manera formal identificar qué bien o servicio está demandando la ciudadanía y pueda ofrecerse vía Internet es el primer paso que debe realizar todo emprendedor que buscar generar un negocio digital. En relación con la creación de un emprendimiento electrónico. El empresario debe definir, además, si está en la capacidad de cumplir con la oferta, además, debe contar con los lineamientos de bioseguridad que la situación mundial exige. Estos deben aplicarse desde que se recibe la materia prima o los bienes terminados, en la producción, empaque, transporte y entrega. Un negocio digital formal debe contar con un Registro Único del Contribuyente (RUC) y, en caso de contratar personal, debe estar afiliado a la seguridad social y tener acceso a derechos laborales de Ley, se recomienda que la facturación sea electrónica. El Servicio de Rentas Internas establece que entre los requisitos para ello está tener firma electrónica, contar con un software que genere comprobantes electrónicos, clave de acceso a SRI en línea y convenio de débito registrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *