¿Quién es mi cliente perfecto?

En una estrategia de marketing existe un aspecto muy importante que debe tomar en cuenta cualquier empresa y esta es el de crear un perfil de su cliente ideal ¿Quién es mi cliente perfecto?

Es necesario que se entienda de forma clara quién es el cliente perfecto, ya que permite a la empresa construir un mensaje, el producto o servicio y ventas con la finalidad de atraer y servir a este grupo definido.

Incluso cuando se trata de compañías que poseen una base de datos de sus clientes, es más fácil identificar los clientes ideales buscando características en común de quienes son los mejores clientes.

Características que se deben tener en cuenta para elaborar una ficha de mi cliente perfecto; Segmentación La idea principal de tener una ficha del cliente perfecto es por la necesidad de mantener una relación con él de forma fluida y lo más personal posible, de manera tal que se logre fidelizar a los clientes que ya tienes y que se capten nuevos clientes potenciales.

Gestionar de buena manera estas fichas ayudará a una empresa a planificar el futuro del negocio de un modo más inteligente.

Una ficha de cliente perfecto debe incluir:

Datos básicos: todas las fichas deben incluir los datos esenciales de un cliente, en donde se debe añadir: nombres y apellidos del cliente (nombre de la compañía de ser el caso), dirección, empresa para la que labora, número telefónico de contacto, correo electrónico, otro número o medio de contacto y el método de pago (indicar cual medio de pago prefiere, en el caso de que existan varios).

Datos complementarios: en todas las fichas de clientes se debe dejar cierto espacio para que se pueda colocar cualquier información que se considere importante al momento de ofrecer tu servicio de manera personalizada al cliente.

En algunas ocasiones es importante saber el momento del año en que es posible que te hagan una compra. Aunque puede existir el caso de que resulten más interesantes los flujos de pedidos, las veces que el cliente ha solicitado información o cualquier otro dato que se te pueda ocurrir.

Datos comerciales: en cuanto a los datos comerciales, lo más importante es poseer un histórico de tus relaciones comerciales con los clientes, donde te basarás en datos ya conocidos, ventas realizadas y la diferencia entre ambas características.

Una vez elegido nuestro cliente ideal podemos segmentarlo para enviar información comercial acertada, lo cual se traducirá en mayores ventas y mejor comunicación con nuestros clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *