¡ Ahora o nunca ! Los nuevos retos de los CEOs

El aprendizaje automático, la computación cognitiva y la inteligencia artificial sin duda son los marcadores de la cuarta revolución industrial con un ritmo de cambio constante y acelerado.  Esta velocidad de cambio significa que los CEOs y directores ejecutivos deben actuar ahora teniendo en cuenta las siguientes ideas:

Vulnerabilidad

La preocupación por satisfacer las demandas del futuro enfrentando todos los ángulos de la disrupción es uno de los actuales retos empresariales que deben ser focalizados. Está en nuestra naturaleza tener miedo de lo que nunca ha sucedido antes, saber lo que no sabes y admitirlo demuestra apertura y madurez.

Agilidad

La velocidad del cambio está limitando la visibilidad hacia el futuro, haciendo que las estrategias a corto o mediano plazo sean riesgosas. La solución es diseñar estrategias y ejecutar cambios de manera ágil, para dar cuenta de lo desconocido.

Ecosistemas

Las líneas que separan industrias, empresas, tecnologías y clientes están desapareciendo. Los directores ejecutivos se están dando cuenta de que alquilar o colaborar es una alternativa viable y, a menudo, preferible a construir o comprar.

Como resultado de estas colaboraciones, los competidores pueden ser tanto proveedores como clientes. Esto resulta en una redefinición del poder y las responsabilidades y la necesidad de un tipo diferente de liderazgo.

Centrada en el cliente

Con la capacidad de comunicarse con el cliente a través de canales digitales, es crucial escuchar a los clientes y cumplir con sus expectativas. Pero es igualmente importante identificar lo que realmente quieren los clientes. Esta necesidad debe equilibrarse con el valor que generan estos clientes.

Confiar

La confianza adquiere una importancia adicional en la era de los datos. Con tantas decisiones estratégicas que ahora dependen de la salida de D&A o algoritmos, debe haber un mayor enfoque en la exactitud de los datos. Al mismo tiempo, los datos deben utilizarse sin violar la privacidad. Esta confianza debe mantenerse en todo el ecosistema, incluida la cadena de suministro, los socios y los clientes.

Riesgo

La cuarta revolución industrial, la era de Internet de las cosas, el aprendizaje automático, la computación cognitiva y la inteligencia artificial, aumentan exponencialmente los riesgos de seguridad. Las empresas necesitan capacidades cibernéticas convencionales: personas de todas las partes de la organización que comprendan los problemas cibernéticos. Cada decisión importante debe analizarse a través de la lente de la seguridad cibernética. Es ahora o nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *