fbpx

Empresas Familiares

 

Según las últimas cifras publicadas por la Superintendencia de Compañías, el 85% de las empresas en el Ecuador son familiares.

Las empresas familiares se han convertido en un referente en la economía de cualquier país, no sólo por su participación en números y por su contribución en la generación de empleos, sino también por ser un incentivo social en la creación de emprendimientos.

Detallamos a continuación algunas claves para que las empresas familiares puedan alcanzar el éxito a corto, mediano y largo plazo:

1. Definir y alinear las prioridades

Es importante establecer objetivos medibles, claros, alcanzables, desafiantes, realistas y coherentes en cuanto a lo que se espera de la empresa; ya que permita alcanzar las metas planteadas, en los plazos que sean más convenientes, lo que permitirá definir estrategias que admitan adecuar las acciones a un entorno cambiante y evaluar periódicamente el impacto de las decisiones que se tomen.

2. Monitorear la posición financiera integrada y flujos del portafolio empresarial y privado cuidadosamente

Una buena planificación financiera es clave para el éxito; llevar un control de las finanzas requiere establecer metas y plazos, y diseñar estrategias orientadas a objetivos muy claros.

3. Identificar nuevas áreas hacia donde se puede mover la empresa

Esto se refiere a ser firmes en la necesidad de adaptarse a lo que requiere el mercado. Eso implica evaluar qué hacemos muy bien, en qué somos excelentes, y qué vamos a necesitar para seguir compitiendo y satisfacer las necesidades actuales de los consumidores. Monitorear el mercado local e internacional, permiten encontrar oportunidades de negocios que, en una situación económica estable, hubiera sido más difícil identificar.

4. Innovar y diversificar

La innovación y diversificación son armas pioneras, pues permiten abrir los caminos hacia una recuperación «Los negocios familiares deben revisar si sus productos/servicios siguen siendo relevantes en el contexto actual». La misma revisión debe hacerse para la forma en la cual estos productos/servicios se mercadean y entregan al cliente, sea este empresa o consumidor final.

5. Sacar provecho de las redes sociales

Las redes sociales se han convertido en excelentes plataformas para la venta de productos y servicios. Esto implica una inversión de bajo costo versus el impacto y los múltiples beneficios que se obtienen. Entre otros, facilitan la comunicación y difusión de noticias importantes, permiten diversificar el público al que llegamos, posicionamiento de las marcas y productos de la empresa.

6. Invertir en la capacitación del personal

“Muchas veces se relega a un segundo plano la inversión en capacitación de personal, especialmente cuando se trata de un negocio relativamente pequeño, o cuando se trabaja con presupuestos apretados” Sin embargo, al ser el equipo humano fundamental para la puesta en marcha y el éxito de cualquier proyecto, es muy importante que se destine un porcentaje de sus recursos para capacitarse en temas que sean de relevancia para el giro del negocio.

Fuente: Banco Procredit