Satisfacción laboral como sinónimo de productividad

El reto está en crear condiciones y un ambiente de trabajo que favorezca la satisfacción laboral de los trabajadores y, por tanto, aumente su productividad.


El reto pasa, pues, por crear unas condiciones y un ambiente de trabajo en el que los empleados se sientan cómodos, valorados y satisfechos, los trabajadores satisfechos están más motivados, más comprometidos y son más productivos

No es ningún secreto que cuando una persona está satisfecha en su trabajo, sus ganas de asumir nuevas responsabilidades y el grado de compromiso con la empresa aumentan.

Suelen ser trabajadores que disfrutan con lo que hacen, a los que no les da pereza poner en marcha nuevos proyectos, que apuestan por un modelo colaborativo a la hora de trabajar y que asumen un rol más proactivo en su día a día, actitudes que generan
múltiples ventajas para la compañía.

Una compañía que, por su parte, debe favorecer un clima laboral adecuado, donde el empleado se sienta valorado y cuente con la confianza de sus compañeros y superiores, factores clave para la captación y retención de un talento llamado a marcar la diferencia.

La ecuación parece clara. A mayor satisfacción con el puesto de trabajo, mayor productividad, con lo que es obvio que los beneficios redundarán también en la totalidad de la empresa.

Si las compañías realmente desean tener un mayor retorno de la inversión, enseguida se darán cuenta de que deben incurrir en prácticas de bienestar para sus empleados.

Vencimiento Impuesto a la Reta Super Cias 2020

Las empresas que están sujetas al control y vigilancia de la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros, deben presentar los estados financieros del año anterior, a través del portal web (www.supercias.gob.ec) hasta el 30 de junio, como plazo máximo, sin embargo el proceso debe ser realizado lo antes posible para evitar los problemas que puede causar una congestión de la página.

Se debe presentar la siguiente documentación

– Formulario 101 del SRI, correspondiente al ejercicio económico reportado.

– Estados financieros.

– Informe presentado por el representante legal a la junta general de socios o accionistas que conoció y adopto resoluciones sobre los estados financieros.

– Informe de los comisarios, del consejo de vigilancia u otro órgano de fiscalización interna, presentados a la junta general de socios o accionistas que conoció y adopto la resolución sobre los estados financieros. Solo se presenta en los casos en que el estatuto de la compañía estableciere la presentación del informe del comisario, del consejo de vigilancia u otro órgano de fiscalización interna.


– Informe de auditoría externa, en el caso de estar obligada.

– Nómina de administradores o representantes legales

– Nómina de socios o accionistas inscritos en el libro de participaciones y socios o de acciones, a la fecha del cierre del estado financiero.

– Copia legible del Registro Único de Contribuyentes (RUC) vigente.

– Copia certificada del acta de la junta que aprobó el juego completo de los estados financieros.

Las empresas extranjeras que tengan calidad de personas jurídicas y las asociaciones y consorcios, que formen empresas extranjeras debidamente autorizadas en el Ecuador para operar, pero que se encuentra bajo control y vigilancia por la Superintendencia deberán presentar la siguiente documentación:

– Estados financieros.

– Informe de auditoría externa, en el caso de estar obligada a contratarla, o acorde a las resoluciones emitidas por esta Superintendencia.

– Nómina de apoderados o representantes legales.

– Copia legible del RUC vigente.

Además debe completar la información detallada sobre el número de personal ocupado, clasificándolo como:

– Directivo: gerentes generales, gerentes de área, directores, subgerentes generales, subgerentes de área, subdirectores, jefes de área, coordinadores y similares.

– Administrativo: secretarias, cajeros, recepcionistas, auxiliares administrativos, auxiliares de archivo, auxiliares contables, chef o cocineros principales, técnicos de laboratorio e investigación, apoyo tecnológico y similares.

– Producción: trabajadores que efectúan labor de transformación de materia prima, choferes, personal de limpieza, empacadores, conserjes, vigilantes, jardineros, operarios, jornaleros, aprendices, ayudante de cocina, posilleros, meseros, bodegueros, personal a destajo, botones, porteros.

– Otros: todos los que no se encuadren en las áreas descritas anteriormente.

La fecha máxima de envío de la información financiera a la Superintendencia de compañías es el 30 de junio, según lo establece la Ley de Compañías y Reglamento, por el retraso se impondrá multa de hasta 12 salarios básicos.

¿Quién es mi cliente perfecto?

En una estrategia de marketing existe un aspecto muy importante que debe tomar en cuenta cualquier empresa y esta es el de crear un perfil de su cliente ideal ¿Quién es mi cliente perfecto?

Es necesario que se entienda de forma clara quién es el cliente perfecto, ya que permite a la empresa construir un mensaje, el producto o servicio y ventas con la finalidad de atraer y servir a este grupo definido.

Incluso cuando se trata de compañías que poseen una base de datos de sus clientes, es más fácil identificar los clientes ideales buscando características en común de quienes son los mejores clientes.

Características que se deben tener en cuenta para elaborar una ficha de mi cliente perfecto; Segmentación La idea principal de tener una ficha del cliente perfecto es por la necesidad de mantener una relación con él de forma fluida y lo más personal posible, de manera tal que se logre fidelizar a los clientes que ya tienes y que se capten nuevos clientes potenciales.

Gestionar de buena manera estas fichas ayudará a una empresa a planificar el futuro del negocio de un modo más inteligente.

Una ficha de cliente perfecto debe incluir:

Datos básicos: todas las fichas deben incluir los datos esenciales de un cliente, en donde se debe añadir: nombres y apellidos del cliente (nombre de la compañía de ser el caso), dirección, empresa para la que labora, número telefónico de contacto, correo electrónico, otro número o medio de contacto y el método de pago (indicar cual medio de pago prefiere, en el caso de que existan varios).

Datos complementarios: en todas las fichas de clientes se debe dejar cierto espacio para que se pueda colocar cualquier información que se considere importante al momento de ofrecer tu servicio de manera personalizada al cliente.

En algunas ocasiones es importante saber el momento del año en que es posible que te hagan una compra. Aunque puede existir el caso de que resulten más interesantes los flujos de pedidos, las veces que el cliente ha solicitado información o cualquier otro dato que se te pueda ocurrir.

Datos comerciales: en cuanto a los datos comerciales, lo más importante es poseer un histórico de tus relaciones comerciales con los clientes, donde te basarás en datos ya conocidos, ventas realizadas y la diferencia entre ambas características.

Una vez elegido nuestro cliente ideal podemos segmentarlo para enviar información comercial acertada, lo cual se traducirá en mayores ventas y mejor comunicación con nuestros clientes.

¿Cómo liderar a tu equipo en teletrabajo?

La mayor parte del impulso productivo de las empresas, actualmente se encuentran laborando desde sus hogares, motivado a la emergencia por Covid -19 que se atraviesa a nivel mundial. Por tal motivo, es necesario desarrollar políticas flexibles y claras, que empoderen a los empleados y que a la vez se le dé valor a la confianza y compromiso de los mismos.

Diversos distractores del teletrabajo

-Un lugar de trabajo sucio, desordenado con objetos innecesarios alrededor.

-Teléfono móvil personal (redes sociales, llamadas, chat, mensajes, etc.)

-Los quehaceres pendientes de la casa.

-Tomar descansos prolongados.

-Observar la televisión, escuchar música ruidosa.

-Visitar páginas de internet que no se relacionen al trabajo.

Pautas a seguir por los jefes en teletrabajo.

El liderazgo es el rol más importante que debe seguir un jefe virtual para liderar a tu equipo en teletrabajo, además debe saber utilizar las diversas herramientas digitales de comunicación e información, con el fin de diseñar, delegar, planificar, comunicar y gestionar el trabajo.

Es imprescindible que el jefe guíe y controle a un teletrabajador, ya que se corre el riesgo de que el trabajo no salga a tiempo o este malo, motivado a que el empleado está trabajando a distancia y según le parezca.

El jefe debe estar muy preparado con respecto a las herramientas tecnológicas que se necesitan, con el fin de que los canales de comunicación y colaboración se utilicen de manera efectiva. Para ello se deben tomar en cuenta los siguientes elementos:

-Verificar las condiciones ambientales y tecnológicas del lugar de trabajo del empleado.

-Gestionar procesos que orienten el trabajo, tales como: diseño de tareas, comunicación y coordinación.

-Gestionar factores socio-emocionales, tales como: liderazgo, cohesión, confianza y empoderamiento de los colaboradores.

-Gestionar horario y tiempo con los teletrabajadores.

-Evaluar la satisfacción de los empleados reportes automáticos de un CRM agiliza y facilita esta gestión

-Medir el rendimiento de los teletrabajadores

El Covid-19, dentro de un tiempo pasará, pero estamos claros que la experiencia que se genere del teletrabajo, el cual se ha organizado con prácticas de gestión y colaboración, además de la tecnología, marcará una nueva era en las relaciones laborales y las actividades para las empresas que se sumen a este proceso.

El Covid-19, dentro de un tiempo pasará, pero estamos claros que la experiencia que se genere del teletrabajo, el cual se ha organizado con prácticas de gestión y colaboración, además de la tecnología, marcará una nueva era en las relaciones laborales y las actividades para las empresas que se sumen a este proceso.

Transformación digital: La respuesta social y comercial a la crisis

Como tendencia de los últimos años, el ecommerce se encuentra en su mejor momento. El volumen de ingresos en ventas online no deja de crecer año tras año y España se ha convertido en uno de los países más ágiles en adoptar las prácticas del ecommerce entre negocios y población.

Sin embargo, ante la crisis sanitaria todos los negocios se han visto afectados por algún flanco: tener que cerrar las tiendas físicas, enfrentarse a más pedidos que stock disponible, adoptar un ritmo de reposición más frecuente que pone a prueba la red de almacenes y distribución, y encontrar problemas de reparto por el aumento de los pedidos y las nuevas medidas en empresas de mensajería.

En definitiva, el ecommerce es la solución en tiempos de confinamiento, pero no todas las empresas estaban preparadas para este escenario.

Es lógico que en circunstancias nuevas y llenas de incertidumbre el consumidor siga esperando encontrar los productos que necesita de forma rápida, cómoda y de inmediato. También es lógico que no es posible conseguirlo si gran parte de la población está realizando la demanda al mismo tiempo.

Vigilar, analizar y mejorar continuamente la velocidad de tu tienda online es una práctica imprescindible en ecommerce que, ahora, demuestra todo su valor.

Tener imágenes optimizadas para que no ralenticen la visualización de una web o App, utilizar un buen servidor y moderar la cantidad de redirecciones y módulos agilizará las visitas y posicionarán por encima de la competencia.

La logística se ha convertido en el último año en uno de los temas candentes en ecommerce, pues el aumento de la demanda y la expansión de redes internacionales y omnicanales de venta de productos dificulta mucho tener listos los stocks y los pedidos en plazos ajustados al cliente.

Siempre serán inevitables ciertos inconvenientes, problemas imposibles de revolver y sacrificios temporales, pero las empresas que cuenten con una estrategia sólida en su día a día estarán más preparadas para afrontar cambios ágilmente.